Pensamiento profundo

Hoy voy a hablar de un tipo de pensamiento más profundo que son nuestras creencias intermedias, que están en la base de los errores de percepción e interpretación de la realidad.

Estas creencias intermedias esta formadas por nuestras valoraciones, suposiciones y normas que nos autoimponemos a nosotros mismos, a los demás y a la vida; causando la mayoría de las veces una baja tolerancia a la frustración, condenación y una visión catastrofista.

Estas creencias fueron detectadas por el psicólogo Albert Ellis en 1955 y, aunque ya ha llovido mucho desde entonces, pienso que siguen muy vigentes en nuestra sociedad.

Hoy solo voy a mencionar algunas de ellas y, en el siguientes post, citaré las demás:

〰️ La necesidad extrema del ser humano adulto de 𝐬𝐞𝐫 𝐚𝐦𝐚𝐝𝐨 𝐲 𝐚𝐜𝐞𝐩𝐭𝐚𝐝𝐨 por cada persona significativa de su entorno. Es irracional porque, exigir tal aprobación es una meta inalcanzable que puede generar mucha preocupación y que exige un gran esfuerzo y energía, cayendo con frecuencia en una actitud de servilismo o sumisión donde la persona tendría que abandonar sus propias necesidades. Además, la incertidumbre de no conseguir la aprobación de los demás generaría un comportamiento inseguro y molesto, perdiendo con ello el interés de los demás en uno mismo.

〰️ Para considerarse valioso hay que ser muy competente y 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐞𝐠𝐮𝐢𝐫 𝐭𝐨𝐝𝐨𝐬 𝐥𝐨𝐬 𝐨𝐛𝐣𝐞𝐭𝐢𝐯𝐨𝐬 en todos los aspectos posibles. Intentar tener éxito es saludable, pero el exigirse que se deba tener éxito a toda costa y en todos los ámbitos de la vida es la mejor manera de sentirse incompetente e incapaz. La persona que lucha por el éxito total está en continua comparación con los otros, ante los que se siente invariablemente inferior; por lo que se va a tener un gran miedo al fracaso y a cometer errores, conllevando gran estrés físico y emocional, favoreciendo la tendencia al fracaso y conflicto con los demás.

〰️ Hay personas inmorales y perversas y deben ser 𝐚𝐜𝐮𝐬𝐚𝐝𝐚𝐬 𝐲 𝐜𝐚𝐬𝐭𝐢𝐠𝐚𝐝𝐚𝐬 𝐩𝐨𝐫 𝐬𝐮𝐬 𝐝𝐞𝐟𝐞𝐜𝐭𝐨𝐬 y malas acciones. Las personas somos seres limitados que la mayoría de las veces actuamos de manera automática e inconsciente, sin una maldad consciente. Cuando una persona actúa mal es debido, en la mayoría de los casos, por ignorancia o por una perturbación emocional. El culpabilizarse a uno mismo genera depresión o ansiedad, como culpabilizar a otros, genera rabia y hostilidad, provocando conflicto personal o social. Una actitud más tolerante y racional a la hora de considerar los errores de los demás y los propios, va a favorecer a un cambio positivo. Si no es así, se fomentará que sigan cometiendo errores y angustiándonos mucho por los nuestros, aunque el perdón es un acto de sabiduría y fortaleza porque quita el pesado fardo del resentimiento y el odio al ofensor que carcome por dentro y la culpabilidad hacia uno mismo, que no deja vivir. Pienso que hay situaciones que es muy legítimo y saludable el derecho a no ser tolerantes, ni perdonar.

〰️ Es tremendo y catastrófico que 𝐥𝐚𝐬 𝐜𝐨𝐬𝐚𝐬 𝐧𝐨 𝐬𝐚𝐥𝐠𝐚𝐧 𝐜𝐨𝐦𝐨 𝐮𝐧𝐨 𝐪𝐮𝐢𝐞𝐫𝐞. El estar abatidos por las circunstancias no nos ayudará a mejorarlas y es posible que de esta forma las empeoremos. Cuando las cosas no salen bien, está bien luchar por cambiarlas pero, cuando no es posible, lo más sano es aceptar las cosas como son. Aunque nos veamos frustrados o privados de algo que deseamos, el sentirnos muy desdichados es debido a considerar erróneamente nuestro deseo como una necesidad fundamental. Debemos intentar tomar las situaciones como un desafío del que tenemos que aprender.

〰️ 𝐋𝐚 𝐝𝐞𝐬𝐠𝐫𝐚𝐜𝐢𝐚 𝐡𝐮𝐦𝐚𝐧𝐚 𝐬𝐞 𝐨𝐫𝐢𝐠𝐢𝐧𝐚 𝐩𝐨𝐫 𝐜𝐚𝐮𝐬𝐚𝐬 𝐞𝐱𝐭𝐞𝐫𝐧𝐚𝐬 y no tenemos la capacidad para controlar los trastornos que nos produce. No podemos decidir completamente lo que sucede en la vida, pero sí el cómo nos sentimos, o al menos aprender a manejar nuestras emociones lo mejor posible en las diferentes circunstancias que nos toque vivir. Cuando seamos capaces de cambiar lo que nos decimos, podremos transformar las emociones autodestructivas por otras que nos ayuden a avanzar.

〰️ Si algo es o puede ser peligroso o amenazante, debo sentirme muy inquieto y 𝐩𝐫𝐞𝐨𝐜𝐮𝐩𝐚𝐫𝐦𝐞 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐭𝐚𝐧𝐭𝐞𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐩𝐨𝐫 𝐥𝐚 𝐩𝐨𝐬𝐢𝐛𝐢𝐥𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐝𝐞 𝐪𝐮𝐞 𝐨𝐜𝐮𝐫𝐫𝐚 𝐥𝐨 𝐩𝐞𝐨𝐫. Hay personas que están siempre preocupadas por lo que pueda suceder, piensan que el estar en modo alerta les va a ayudar a que no les pase nada malo o es una demostración de amor. Pero es necesario saber que, si uno está muy preocupado por algo, el nerviosismo impide ver realmente la gravedad del asunto e impide afrontarlo con eficacia cuando realmente ocurre. A veces una preocupación intensa puede contribuir a su aparición, es lo que se denomina profecía autocumplida. Cuando lleguen acontecimientos inevitables como la muerte o la enfermedad propia o de seres queridos, de nada sirve el preocuparse o anticiparse a ello; siendo a veces más doloroso este miedo imaginario y el desgaste que produce que las situaciones temidas.

〰️ 𝐄𝐬 𝐦𝐚́𝐬 𝐟𝐚́𝐜𝐢𝐥 𝐞𝐯𝐢𝐭𝐚𝐫 𝐪𝐮𝐞 𝐚𝐟𝐫𝐨𝐧𝐭𝐚𝐫 ciertas responsabilidades y dificultades. La confianza en uno mismo solo proviene de hacer actividades y no evitarlas. Si se evitan, la existencia se hará más fácil, pero a la vez aumentará el grado de inseguridad y desconfianza personal, afectando a la autoestima de la persona. La felicidad es mayor cuando nos comprometemos en un objetivo difícil y a largo plazo, sin una exigencia y disciplina estricta, pero sí planificando las actividades y objetivos de un modo razonable, estableciendo metas a corto, medio y largo plazo.

〰️ 𝐃𝐞𝐩𝐞𝐧𝐝𝐞𝐦𝐨𝐬 𝐝𝐞 𝐥𝐨𝐬 𝐝𝐞𝐦𝐚́𝐬. Por lo tanto, necesito tener a alguien más fuerte que yo en quien poder confiar y de quien depender. Aunque es normal tener un cierto grado de dependencia de los demás, no hemos de llegar al punto de q los demás elijan o piensen por nosotros. Cuando se depende de los demás se queda uno a merced de ellos, y esto implica que la vida toma un cariz incontrolable ya q los demás nos pueden manipular, desaparecer o morir. Debemos aceptar el hecho de que estamos solos en el mundo, y que no es terrible apoyarnos en nosotros mismos y tomar decisiones. Tampoco es bueno rechazar la ayuda de los demás cuando la necesitamos para demostrar lo fuerte que somos.

〰️ 𝐄𝐥 𝐩𝐚𝐬𝐚𝐝𝐨 𝐦𝐞 𝐝𝐞𝐭𝐞𝐫𝐦𝐢𝐧𝐚. Algo que me ocurrió una vez y me conmocionó debe seguir afectándome indefinidamente. Una persona racional acepta el hecho de que el pasado es importante y sabe de la influencia de éste en el presente, pero sabe a la vez que su presente es el pasado de mañana y que, esforzándose en transformarlo, puede conseguir q su mañana sea diferente y presumiblemente satisfactorio. Las personas con secuelas de grandes traumas y heridas de apego sería conveniente hacer un trabajo neuroemocional y reparación de apego para recuperar su bienestar.

〰️ 𝐃𝐞𝐛𝐨 𝐩𝐫𝐞𝐨𝐜𝐮𝐩𝐚𝐫𝐦𝐞 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐭𝐚𝐧𝐭𝐞𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐩𝐨𝐫 𝐥𝐨𝐬 𝐩𝐫𝐨𝐛𝐥𝐞𝐦𝐚𝐬 𝐝𝐞 𝐥𝐨𝐬 𝐝𝐞𝐦𝐚́𝐬. Hay personas que han aprendido desde pequeños a estar atentos a las necesidades de otras personas favoreciendo el hecho de sentirse sólo importantes y conectados cuando se preocupan por los demás. Es necesario comprender que los problemas de los demás con frecuencia nada o poco tienen que ver con nosotros y no hay ninguna razón por la que debemos estar preocupados. Además, es necesario y muy saludable atender primero a nuestras propias necesidades para estar en una buena disposición para ayudar a los demás, si así lo deseamos. Aunque los demás realicen comportamientos que nos perturben, nuestro enojo no proviene de su conducta sino de lo q nos decimos a nosotros mismos. Nadie tiene el poder de cambiar a los demás y, si se fuerza vamos a sentirnos mal debido a la tensión que conlleva y con frecuencia con resultados opuestos. Es necesario buscar una forma tranquila y objetiva de corregir los errores de las personas y muy especialmente de las que son importantes para nosotros, pero si no podemos eliminar esos comportamientos, debemos al menos no estar enfadados con nosotros mismos por no conseguirlo y renunciar a la idea de mejorar su situación.

〰️ 𝐄𝐱𝐢𝐬𝐭𝐞𝐧 𝐮𝐧𝐚 𝐬𝐨𝐥𝐮𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐩𝐞𝐫𝐟𝐞𝐜𝐭𝐚 para los problemas humanos y es catastrófico si no se encuentran. No existe ni seguridad, ni perfección, ni verdad absoluta en el mundo. La búsqueda de seguridad sólo genera ansiedad y expectativas falsas
Cuando se presenta un problema, una persona racional pensará en varias soluciones posibles a elegir, y elegirá la más factible y no la perfecta, sabiendo que todo tiene sus ventajas e inconvenientes. Errar es humano, los actos no tienen nada q ver con el valor que tenemos como personas. Sólo aprendemos gracias a la experimentación de nuestros aciertos y errores hasta dar con la solución a los propios problemas.

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?