T.A.G

El trastorno de ansiedad generalizada es un tipo de ansiedad que se caracteriza por una preocupación excesiva o irreal acerca de dos o más circunstancias de la vida durante al menos seis meses.

Esta inquietud suele estar relacionada con la salud, el trabajo, los estudios, el dinero, la familia, la pareja y las relaciones sociales.

Se puede manifestar por una variedad de síntomas como puede ser la impaciencia, la irritabilidad, tensión muscular, fatiga, respiración dificultosa, taquicardia, manos frías y húmedas, excesiva transpiración, mareo, nausea u otros trastornos abdominales; así como accesos de calor o escalofríos orinar con frecuencia, nudo en la garganta, dificultad para conciliar el sueño o despertares nocturnos; afectando a la concentración y a la capacidad de razonamiento. Nos hace creer que todo lo que sentimos es cierto con una visión catastrofista de nosotros mismos y de la realidad.

A excepción de ciertos estados médicos, como puede ser el hipertiroidismo, intoxicación de cafeína o similares; parece ser que el origen del TAG se debe a las siguientes condiciones:

▪️Una predisposición genética
▪️Un apego inseguro, donde la preocupación de un padre o madre era la principal manera de demostrar amor y una estrategia de control- protección para encarar la vida
▪️Haber sufrido experiencias de índole traumático en la infancia o adolescencia

Cuando el malestar llega a ser incapacitante será necesario el apoyo farmacológico basado en algún tipo de antidepresivo y un ansiolítico para estabilizar el sistema nervioso; junto con un proceso psicoterapéutico para aprender a familiarizarse con la ansiedad, explorar a qué puede ser debido, y ver cuáles son las mejores vías de solución a lo que nos preocupa.

Aquí os dejo algunas habilidades básicas para prevenir y manejar la ansiedad:

HABILIDADES BÁSICAS
  • Respiración abdominal, calmante natural. Pon una mano sobre tu abdomen y otra sobre el pecho, ahora Imagínate que tienes un globo desinflado en el interior de tu vientre, vas a coger aire por la nariz para llenarlo, retenlo unos segundos y lo expulsas muy lentamente. Es necesario repetirlo tres o cuatro veces, al día o cuando se necesite.
  • Relajación corporal. Puede ser mediante inducciones hipnóticas, tensión y distensión muscular, o escaneo corporal de mindfulness
  • Meditación. Recomiendo la de Loise Hay, El poder está dentro de ti
  • Distracción o reconducción de la atención hacia una actividad neutra o positiva:
    Conversar, trabajos manuales o artísticos, llevar a cabo tareas pendientes, escuchar música, bailar, ver películas con contenido amable o gracioso, observar con detenimiento cualquier cosas que nos llame la atención; tocar y sentir la textura de diferentes superficies u objetos; escuchar con atención cualquier sonido que se perciba; oler o saborear algo que nos guste; movernos de una habitación a otra; salir a pasear, recordar momentos divertidos; ver imágenes tiernas o graciosas de niños o animales.
  • Ejercicio físico vigoroso, basta con 45 minutos
  • Masajes o prácticas de estiramientos
  • Dieta saludable.
  • Ir a la cama y levantarse a la misma hora cada día para que el reloj biológico funcione correctamente, favoreciendo así la calidad del sueño y un buen despertar
  • Dejar de visionar aparatos digitales o la t.v un poco antes de irse a dormir; la luz que emiten le está diciendo al cerebro que todavía es de día.
  • Adquirir una actitud de presencia desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

Lo que realmente importa es el aquí y ahora, así como ser conscientes de que cambiar
requiere reflexión, acción y paciencia.

Cuidar nuestro dialogo interior mediante auto – instrucciones que ayuden.
Al principio puede tener poco efecto, pero con la práctica se van interiorizando y
automatizando.

Ejemplos:
Estoy empezando a sentir ansiedad, no pasa nada, voy a coger aire por la nariz, lo retengo unos segundos y lo expulso muy lentamente. Me quiero y me respeto

  • Cuando suenan ciertas campanas me pongo intranquil@ porque me recuerda algo del pasado que me hizo sufrir, pero ahora estoy en otro momento y tengo mis propios recursos
  • La ansiedad no es peligrosa, solo es molesta, puedo seguir funcionando de manera efectiva
  • Nadie sabe lo que pasa por mi cabeza, ni yo por las suyas, son simplemente intuiciones engañosas por mi estado de inseguridad
  • No es necesario resistirme a lo que estoy sintiendo, aunque resulte molesto, no es más que adrenalina y cortisol, ya pasará. Siendo sus picos máximos al despertar y al caer la tarde
  • No soy un niñ@ que está en el colegio, ahora vivo en un mundo adulto.Las personas adultas viven sus propias vidas, no les importa lo que yo haga o piense, no soy el centro del universo
  • No me río de alguien cuando comete un error por lo que ellos tampoco se reirán y si lo hacen es por ignorancia, trastorno emocional o inmadurez. Los errores son regalos de sabiduría
  • Mi cuerpo puede estar reaccionando con fuerza en este momento, pero realmente no tiene importancia, no es más que una vieja pauta de hábito que desaparecerá con el tiempo.

Es necesario tomarse unos minutos al día para aprender a estar tranquil@, sin hacer nada, solo tomando conciencia del poder calmante que tiene la respiración en nuestro cuerpo, adquiriendo al mismo tiempo la capacidad de observar los pensamientos que pasan por nuestra mente, sin juicio crítico, como si fueran nubes en el cielo que vienen y van.

Si me distraigo con alguno, o siento algún malestar, no pasa nada, vuelvo a mi respiración pausada, mi centro vital.

Desde esta contemplación acogedora y amorosa con uno mismo nos podemos dar cuenta de lo qué nos preocupa, qué nos ha dolido, o a qué tenemos miedo y, cuales sería los pasos necesarios para salir de la preocupación mental

Recordad, el primer pensamiento no lo podemos controlar porque es automático, el segundo sí, decidiendo cómo manejar esa voz interior alarmista, crítica, acusadora y castigadora. 

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?